Vial Costero / Cuento japonés

Petre



Vicente López  / De madrugada, a espaldas de los vecinos y de los escasos concejales que no habían sido “convencidos” por el intendente Enrique “Japonés” García, el 24 de diciembre de 2004 a las 3 de la mañana el no muy honorable Concejo Deliberante de Vicente López aprobó una serie de modificaciones al código urbano y de edificación del partido y el escandaloso proyecto del Vial Costero. El proyecto de autopista ribereña está destinado a satisfacer la demanda de acceso vehicular a los nuevos emprendimientos inmobiliarios de la franja costera, que avanzan a toda torre sobre antiguos espacios verdes y de esparcimiento de instituciones privadas y públicas, eliminando un amplio pulmón en un partido que no cuenta con el mínimo indispensable de m2 verdes por habitante. También hay un proyecto de hotel 5 estrellas, una zona comercial y un estadio privado para espectáculos de todo tipo. Entre los empresarios interesados en el negocio dicen estarían entre otros Francisco De Narváez, Marcelo Tinelli y la cadena Carrefour. El Parque de la Ribera de Vicente López, una de las pocas amplias zonas de esparcimiento público de cara al Río en toda la zona norte del Gran Buenos Aires está clausurado al uso de los vecinos y se lo destruye para construir el Vial Costero. La consulta popular a los vecinos nunca tuvo lugar y los habitantes del partido que se manifestaron contra el atropello fueron reiteradas veces reprimidos, tanto por la policía como por patotas ligadas a la intendencia.El proyecto del Vial Costero ganó el Primer Premio en Malas Prácticas Urbanas 2010 organizado por la prestigiosa publicación digital Café de las Ciudades. Arquitectos y expertos urbanísticos destacaron que el Vial reúne mucho de lo que no debe hacerse en una obra de estas características.
El Japonés Pocca Costa avanza sobre los espacios de esparcimiento público y contacto con la naturaleza, aliado a intereses económicos y políticos más allá de oficialismo u oposición. A la hora de los negocios todos son aliados.

Nombres cruzados, asociaciones para el ilícito. La trama de la corrupción en el juego de los funcionarios y el Concejo Deliberante de Vicente López. Imagen: Petre

Deja un comentario

*